Las peleas entre hermanos pueden resultar algo agobiantes para los padres. Sin embargo es normal ver que esto suceda entre los 4 a 12 años de edad, aunque por lo general estas suelen desaparecer en la medida que los niños van adquiriendo madurez. Las causas pueden variar, pero por lo general estos conflictos tienden a surgir a causa de celos o por la necesidad de llamar la atención, es por ello que es fundamental conocer algunos trucos para evitar las peleas entre hermanos.

Si bien, dichas peleas influyen en el crecimiento social del niño, eso no significa que sean acontecimientos buenos o necesarios ya que son eventos que crean tensión en el hogar.

Tips para lograr una buena relación entre hermanos

Evitar los conflictos entre hermanos no es una tarea fácil, pero eso no quiere decir que sea imposible  conseguir mantener un hogar en completa armonía. Lo principal es tener en cuenta que es necesario mantener una buena comunicación que facilite el intercambio de afecto entre ellos. Aquí te presentamos otros trucos para evitar las peleas entre hermanos.

  • Desde muy pequeños es necesario nutrirlos de valores, en especial aquellos que les enseñe la importancia de compartir objetos materiales como juguetes, para hacerlos entender que hay cosas que en algún momento se tienen en común, así como indicarle que habrá momentos en el que cada uno tendrá sus cosas individualmente y en ambos casos está bien.
  • A la hora de demostrarle cariño es muy importante ser equitativos, jamás deben sentir que uno es más amado que el otro ya que eso crea un ambiente de preferencia el cual puede generar un conflicto entre ellos. También es importante buscar puntos medios para que ambos puedan disfrutar de igual manera.
  • Los valores siempre van a ser fundamentales para una buena convivencia por lo que es indispensable indicarles que es necesario saber cómo pedir las cosas y evitar que se quiten las cosas bruscamente. Además uno de los mejores trucos para evitar las peleas entre hermanos es establecer reglas que indiquen que está permitido y que no.
  • Monitorear las cosas que ven a su alrededor evitando por completo ambientes o juegos violentos que puedan ser una mala influencia durante su crecimiento.
  • Es muy necesario tener en cuenta que si el problema se viene generando desde hace un tiempo estas peleas no se solucionarán como por arte de magia, por lo que es necesario mantener la constancia hasta lograr tener un ambiente de paz en el hogar.