La memoria de nuestros hijos es muy importante, ya que gracias a ella pueden mejorar tanto en su vida cotidiana como en sus estudios. Es trabajo de los padres estimular su memoria desde temprana edad para que así tengan una evolución favorable y ayudarles en su futuro.

En este artículo, te daremos ideas de juegos que ayuden a ejercitar su memoria y con los que los más pequeños se divertirán muchísimo.

Por qué es tan importante usar estos juegos

Hay que ser conscientes como padres que los niños memorizan al relacionar cosas o tener recuerdos agradables, esto debe ser el pilar para diseñar estos juegos en base a los requerimientos que pueda tener. El secreto está en que ellos se puedan sentir cómodos, divertirse y a la vez también aprender, para que su memoria tome plasticidad con el paso del tiempo.

Cuando esta habilidad evolucione el niño irá logrando cada vez mayor progreso también a nivel escolar. Mejorar su memoria puede ser una buenísima apuesta de futuro, ya que ayudaremos a su mente a ser mucho más dinámica y podremos hacer que elimines de su vocabulario el “no me acuerdo”.

Cómo pueden ser estos juegos

Depende de lo que pretendas estimular en tu hijo, los juegos de memoria que emplees pueden estar basado en las siguientes ideas:

  • Hacer que memoricen las letras de las canciones: En este caso tienes varias opciones, puedes hacer dinámicas donde todos los miembros de la familia se aprendan estrofas y la canten en conjunto o ellos mismos pueden hacer su propio concierto, todo es cuestión de tener creatividad e incentivar a los niños para sacar lo mejor de sí mismos, retando a su mente.
  • Jugar con las formas geométricas: Un ejercicio interesante dibujar formas en folios, hacer que memoricen sus detalles durante un tiempo determinado y darles la vuelta para que así recuerden cómo son. De esta forma se estimulará su memoria fotográfica.
  • Esconder cosas: Como juguetes que suenen o tengan luces para que ellos los busquen mediante pistas o datos. Esto hará que ellos lo repitan hasta concentrarse y lograr conseguir su premio o juguete, haciendo esto mediante el uso de sus recompensas para motivarlos durante todos los días de juego y estimulación.
  • Aprenderse cuentos: Contar cuentos a nuestros hijos y hacer que los memoricen para luego poder contarlos ellos hará que su memoria se ejercite notablemente.