Hoy día las vacunas tienen una gran importancia debido a que nos protegen de muchas enfermedades, especialmente a los niños. Conocer todo sobre ellas es fundamental.

Las vacunas son un medicamento biológico que está compuesto a partir de microorganismos muertos o atenuados, por eso es importante conocer detalladamente la importancia de vacunar a los niños. En los niños son esenciales porque son los más vulnerables a las enfermedades que se encuentran en el ambiente.

¿Cuál es la función de las vacunas?

Una vacuna es una forma de aumentar la inmunidad natural del cuerpo ante una enfermedad, para así evitar que se contagie. Las vacunas suministran una concentración de anticuerpos antes de que el niño enferme. Por lo general se suele colocar una inyección en la pierna o en el brazo.

Las vacunas engañan al organismo para que piense que está siendo atacado por un agente infeccioso y así tenga que defenderse. Pero el microorganismo transmitido con la vacuna está muerto o muy debilitado, así que no representa ningún peligro para el niño. Las vacunas hacen que su sistema inmune responda originando anticuerpos contra él, logrando una memoria inmunitaria que le permitirá recordar ese microorganismo y eliminarlo por completo. De ahí la importancia de vacunar a los niños.

Hay tener en cuenta que las vacunas son una de las medidas de prevención más beneficiosas para el ser humano desde su descubrimiento. Afortunadamente se ha logrado gracias a ellas erradicar muchas enfermedades que antes eran epidémicas y que originaban una gran mortalidad, o simplemente ha permitido controlarlas en comparación al pasado.

Cabe mencionar que no vacunarse o negar la vacunación a los hijos debe considerarse como un acto irresponsable de cara a su propia salud, ya que además de causarle un daño al niño esto puede suponer muchas enfermedades, e incluso la muerte.

¿Cuáles son las enfermedades que se evitan con la vacuna?

Entre las enfermedades que se pueden evitar están:

  • Meningococo
  • Pertussis (tos ferina)
  • Enfermedades neumocócicas, como la neumonía
  • Poliomielitis
  • Rotavirus
  • Rubéola
  • El tétano
  • Tuberculosis (TB)
  • Varicela
  • Difteria
  • Hepatitis A y hepatitis B
  • Influenza Haemophilus tipo b (Hib) e influenza (gripe)
  • Virus del papiloma humano (VPH)
  • Sarampión y paperas

¿Qué riesgos tienen las vacunas?

Es fundamental saber que los riesgos de las vacunas son mucho menores que los beneficios, puesto que son medicamentos eficaces y muy seguros. Aunque si pueden ocasionar efectos secundarios en algunos niños, pero son síntomas que son fáciles de controlar.