En esta nueva situación de confimamiento creada por el coronavirus, desde La Mandión New queremos daros ideas para entretener tanto a los niños como a las mamis y papis. Comenzamos con una forma fácil y segura para hacer slime casero. ¡Esperamos que os guste!

Slime casero

¡Cómo les gusta esta masa que se encoge, se estira y se pega por doquier! El slime, también llamado moco de gorila y que nos recuerda al blandiblú, se puede hacer en casa y vamos a contarte cómo. ¿Sabías que en 2017 la palabra slime tuvo más de 87 millones de búsquedas en Google?

Ingredientes necesarios para hacer slime casero

  • Agua
  • Cola blanca
  • Detergente líquido
  • Colorante alimenticio

Elaborando slime casero

  • Primer paso: coloca en un recipiente de plástico 2 cucharadas de cola blanca y añade algunas gotas de colorante alimenticio (3 ó 4 son suficientes). Mezclad todo muy bien hasta que quede una masa uniforme. Si el color no os ha quedado muy intenso, podéis añadir más gotas de colorante y por qué no, algunos alimentos decorativos como purpurina o lentejuelas.
  • En un recipiente aparte, mezclamos 2 cucharadas de detergente líquido y 1 de agua, removiendo con una cuchara de palo hasta que los dos elementos queden bien integrados.
  • ¡Es el momento de juntar ambas mezclas y removerlas mucho mucho, mucho! Amasad con las manos e id comprobando la consistencia. Si notáis que está quedando seca, se puede añadir agua. Si por el contrario es demasiado líquida, se puede añadir un poco más de cola blanca.

Beneficios para los niños del slime

Aparte de entretenerles (y ahora es el momento de que no se sientan agobiados por la imposibilidad de salir a pasear o jugar en el parque), hacer slime en casa mejora la percepción de las texturas y colores y la motricidad fina. Así que hoy, ¡a hacer slime casero!