A temprana edad, es importante estimular la atención de los niños para que durante su desarrollo sepan acatar las reglas de los padres, resolver problemas y asimilar con exactitud todo lo que los padres les enseñen. Especialmente cuando inician la etapa escolar, los padres deben buscar la manera de entrenar la atención y la concentración en los niños. Así, podrán tener un buen desempeño académico y una gran capacidad de aprendizaje en todas las áreas. Lo principal es evitar las distracciones y motivar a los pequeños al aprendizaje, haciéndoles saber la importancia de este en sus vidas.

¿Cómo estimular la atención en los niños?

Entrenar la atención en los niños es una labor que debe realizarse desde que estos empiezan el jardín de infancia, que es cuando empiezan a asociar cosas.

  1. Evitar las distracciones: Al momento de impartir la enseñanza en los niños, es fundamental evitar todas aquellas distracciones que normalmente atrapan a los niños, como la televisión, los videojuegos, la computadora. Hay que alejarlos un poco de estos y solo durante su tiempo libre, permitirles un rato para distraerse.
  2. No sobrepasarse del tiempo necesario: No es recomendable tener al niño durante mucho tiempo en las tareas que requieran concentración. Un tiempo excesivamente prolongado puede aburrirlos. Se pueden hacer tiempos de 1 hora con pequeñas pausas entre cada tiempo.
  3. Suficiente descanso: Es sabido que para una buena concentración se requieren suficientes horas de sueño. Los niños deben dormir unas 10 horas para que su cerebro descanse y puedan tener mejor concentración durante el día.
  4. Realizar ejercicios de relajación: Una buena sesión de mindfulness ayudará a oxigenar la mente del niño. Se puede poner una música relajante para acompañar la sesión.
  5. Organizar las actividades y el tiempo: Siempre es bueno establecer un orden para las actividades y un horario para realizar cada una de ellas. No es bueno sobrecargar al niño con tantas actividades. Al finalizar cada una de ellas, se pueden hacer recesos de media hora para que descansen.

Entrenar la atención en los niños requiere tiempo y paciencia. Se trata de no mantenerlos ociosos, pero tampoco estresarlos con tantas tareas. Es posible que al principio se resistan, pero ante todo hay que motivarlos sin obligarlos o amenazarlos. Por ello es bueno ofrecerles actividades en las que se sientan a gusto y quieran realizarlas con frecuencia.