Es normal que los niños sean inquietos a la hora de comer, pero la edad no significa que los niños no deban tener modales en la mesa, ya que estos están hechos para todos, por lo que es fundamental enseñarles que hay límites que no deben pasar. Es por ello que es  elemental conocer cómo enseñarle a los niños buenos modales en la mesa, siguiendo una serie de pasos para que puedan comprender de manera sencilla.

Claramente como padres tenemos la tarea de guiarlos a cómo comportarse con postura.

Aprende cómo enseñarles modales a los niños en la mesa

Los niños son más inteligentes de lo que los adultos creen, es por eso que es necesario que aprendan que deben asearse las manos antes de ingerir los alimentos, cómo debe ser su comportamiento al momento de disfrutar un desayuno, un almuerzo, una cena e incluso una merienda, pero para lograr el objetivo es clave que los padres sepan cuáles son las normas para enseñar buenos modales en la mesa.

En primer lugar debemos enseñarles a decir frases de cortesía como “por favor” y “gracias” ya sea cuando piden o cuando reciben cosas. Asimismo, deben aprender a decir “disculpa” antes de hacer un comentario o pregunta cuando otro de los miembros de la familia está hablando.  Además si se está fuera del hogar, los niños deben aprender a mostrar agradecimiento.

Otras de las pautas a seguir sobre cómo enseñarles modales a los niños en la mesa es que ellos deben aprender a no hablar con la boca llena y a no interrumpir una conversación e indicarles que deben pedir permiso antes de levantarse de la mesa.

Los niños deben comer  en la mesa de manera comedida. Deben utilizar únicamente los utensilios, a no ser que disfrutando de alguna comida que se pueda degustar con los dedos y los adultos también lo hagan. Además de que hay que indicarles cómo usar la servilleta para limpiar sus bocas periódicamente.

Hay conductas que nunca deben de hacer los niños, estos deben ser corregidos inmediatamente ya sea poner los codos sobre la mesa, gritar, rascarse la cabeza, bostezar, sentarse de forma inapropiada o quitarse los zapatos.

Recordemos que aunque ellos suelen comprender con facilidad si se les explica detalladamente, no debemos olvidar que son niños y hay que ser pacientes durante su proceso de aprendizaje, sin olvidar las pautas que facilitan cómo enseñarle a los niños buenos  modales en la mesa.