niño adicto al móvil

La tecnología avanza conforme pasan las épocas y nuestros hijos inevitablemente han nacido en pleno auge de los smartphones. Pero, ¿está suponiendo un problema en la actitud de tu hijo? Aquí te daremos las claves para tratar a un niño adicto al móvil.

Cómo sé que mi hijo es adicto al móvil

Si notas que tu hijo está descuidando tareas de su vida cotidiana como dormir, las tareas de clase o quedar con sus amigos para salir es un claro ejemplo de que es adicto al móvil. Si a eso le sumamos cambios de actitud repentinos o el incumplimiento de las normas que le impones podemos estar totalmente seguros de ello.

Esta adicción puede traducirse en dificultades para socializar, ya que se aíslan de su entorno. También puede producirse disociación de la realidad, que el niño crea que todo lo que ven en el móvil ocurre en la vida real y también pueden darse conductas imitativas. Los móviles suponen una fuente de entretenimiento muy grande para el niño y con ellos dan rienda suelta a su imaginación y creatividad.

Por estas razones, no debemos culparlos de su dependencia hacia estos dispositivos.

Consejos prácticos para ayudar a un niño adicto al teléfono móvil

A continuación, os dejaremos unos sencillos consejos muy útiles que te ayudarán a tratar la adicción al móvil de un niño.

  1. Establecer unos horarios de uso del móvil. Debemos dejarles claro cuando no pueden utilizarlo ya sea cuando esté sentado a la mesa, cuando tenga que hacer deberes de clase, etc.
  2. Controlar el uso que hacen del dispositivo. Es importante que sepamos qué páginas web frecuentan y cuál es su contenido para que así puedan hacer un uso responsable de éste.
  3. Dar ejemplo al niño. Este es el consejo más importante que puede tomar el adulto. No podemos exigirle al niño que no esté todo el día con el móvil si luego nosotros somos los primeros que no paramos de hacer uso él. Debemos inculcarles buenos hábitos y que además los vean en nosotros mismos.
  4. Inculcarles respeto por los demás. Debemos hacerles saber que hay ciertos momentos en los que no se deben de utilizar porque suponen una falta de respeto hacia otras personas. Por ejemplo, cuando un familiar nos visita o cuando alguien está hablando con ellos directamente.

Hacer más actividades ayuda a su mejora

Debemos incitarle a la realización de actividades al aire libre, salir a jugar con sus amigos, leer, tocar algún instrumento… Llevar a cabo alguna de las anteriores actividades hará que el niño esté más distraído y pase menos tiempo con el teléfono móvil ya que su mente estará ocupada en otra cosa. Deben también relacionarse con otros niños, socializar es muy importante para eliminar conductas de este tipo. Y, muy importante, pasar tiempo con ellos y que noten que los comprendemos también les servirá de mucha ayuda.